20/12/12

¿Sabías que... con El padrino (1972)

Marlon Brando se convirtió en la segunda persona, y última hasta el momento, en rechazar un Óscar? Fue la estatuilla correspondiente a mejor actor protagonista por su papel de Vito Corleone en la primera parte de la mítica saga de Francis Ford Coppola. En su lugar, envió a la actriz de origen indio Sacheen Littlefeather, que declinó recoger el galardón y manifestó en la ceremonia su rechazo al tratamiento que estaba sufriendo su pueblo tanto en la ficción, en los films de Hollywood, como en la vida real, por los acontecimientos que en aquel momento tenían lugar en Wounded Knee (Dakota del Sur), donde los amerindios (el 100% de la población) exigían respeto por sus ancestrales tierras y habían declarado la zona nación independiente, hecho por el cual fueron asediados por los federales estadounidenses.


Como decimos, Marlon Brando no fue el primero en hacerlo. El primero fue el actor George C. Scott, ganador por su interpretación de general americano en la II Guerra Mundial en Patton (1970), que curiosamente también guarda relación con Coppola, ya que éste fue coguionista de la cinta. Hablamos en todo momento, de rechazar de plano el premio, no de no acudir a recogerlo como sí han hecho varios más a lo largo de la historia, entre los que destaca Woody Allen. 
 

La actriz Goldie Hawn fue la encargada de dar a conocer el nombre del ganador en la ceremonia de 1971. Cuando vió el nombre de Scott dentro del sobre, soltó un "Oh, my God!" muy explícito, consciente de que éste no recogería la estatuilla por sus críticas a la Academia. En su lugar, subió al escenario el productor de la película, Frank McCarthy. Scott, un hombre de fuerte cáracter y pionero en esto de rechazar el Óscar, siempre se había posicionado contrario a ellos y todo lo que los rodea, pues opinaba que su propósito era exclusivamente el de hacer negocio y promoción de los intérpretes y por ello, en lugar de recoger el galardón, Scott se quedó en su casa viendo un partido de hockey. 

2 comentarios:

  1. Curiosas e interesantes anécdotas las que nos expones. Gracias, me gustan estos pots.
    Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por leerlas y comentarlas! :)

      Eliminar